¿Qué es el pishing y cómo evitarlo para proteger tu información?

SeguridadSeguridad Informática

Escrito por:

Los delitos informáticos en el mundo de la ciberseguridad son cada vez más, con métodos más complejos y difíciles de combatir.

¿Qué es el pishing?

El Phishing es un tipo de estafa que se caracteriza por conseguir información privada, ya sea números de cuentas bancarias y de Crédito/Debito, datos personales y contraseñas secretas, entre otros.

¿Cómo funciona el pishing?

El estafador se comunica vía e-mail con cada usuario y se hace pasar por una empresa de confianza que parece ser “real”.

De esta manera, se obtienen los datos que serán utilizados para efectuar acciones ilegales como, por ejemplo, compras en nombre de la persona estafada.

Se suplanta la identidad de la persona afectada mediante este método conocido como Phishing.

De igual manera,  hay otras formas de hacer Phishing, llamadas Smishing y Vishing.

El Smishing agarra los datos mediante un mensaje de texto a tu celular en el que se inserta un enlace externo, el cuál es el gancho para que se dejen los datos.

El Vishing es aún más directo ya que a través de una llamada telefónica el estafador (que se muestra también como alguien de confianza) te solicita que verifiques varios datos personales, por lo que vos podés decirle sin darte cuenta de que es un estafador quien los pide.

¿Cómo evitar el pishing?

Por otro lado, debés tener en cuenta los siguientes consejos para evitar el Phishing:

  • Sospechá de los e-mails con asuntos urgentes sobre ofrecer tu información personal o financiera, incluso aunque te parezcan muy “reales”. Es mejor llamar a la empresa desde los teléfonos que tienen en su web o acercarte en persona.
  • Antes de ingresar tus datos de acceso de Home Banking, validá que la conexión que usás sea segura; es decir, que exista una “s” después de “http” (https://).
  • No dejés grabados en computadoras o en otros dispositivos (tablets, celulares) tus claves de identificación y de autenticación (código de usuario, contraseñas, etc.). Evitá siempre que otras personas las conozcan o las usen.
  • Intentá no utilizar redes públicas  (Ejemplo: Centros de Internet) para realizar transacciones financieras de cualquier tipo. ¡Tu información personal podría ser guardada!
  • Revisá con frecuencia los estados de tus cuentas para confirmar que todas las acciones realizadas son las tuyas.
  • Jamás des ningún tipo de información personal o financiera vía telefónica.
  • Evitá dejar tus datos en formularios de e-mails que te los soliciten.
  • Realizá una limpieza de tu computadora para evitar los virus informáticos y programas espías.

Por último, prestá mucha atención a e-mails con estas características:

  •   E-mails con asuntos o contenidos como: “Actualizá sus datos”, “Alerta de fraude”, “Obtené este premio. Sólo verificá tus datos”, “Muy importante su BANCO”, entre varios más.
  •   E-mails en relación a sus Cuentas de Banco o Tarjetas de Débito/Crédito, que te soliciten ofrecer información confidencial y personal para evitar el cierre de la cuenta.

Teniendo en cuenta estos consejos, ahora si estás preparado para prevenir los riegos de la seguridad informática y proteger la información de la empresa, o bien tu privacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *